Desarrollan estudiantes de la UAT materiales didácticos para el aprendizaje infantil

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-Estudiantes de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) desarrollaron materiales didácticos con el propósito de promover en los niños el aprendizaje de los valores humanos que les ayuden a formar una personalidad empática desde temprana edad.
Se trata de estudiantes de quinto semestre de la Licenciatura en Atención al Desarrollo y Bienestar Infantil que ofrece la Unidad Académica de Ciencias, Educación y Humanidades (UAMCEH), quienes realizaron el proyecto “Cuento didáctico el Monstruo rosa”, dirigido a niños de entre tres y seis años.
Los creadores de este proyecto son: Yuliana Lizbeth López Martínez, Gustavo Guadalupe Sánchez Dimas, Alondra Elizabeth García Luna, María Elena Barrón Medina, Laura Herrera Calderón y Tania Jissel Gallegos Zavala.
En entrevista, los jóvenes explicaron que el cuento es interactivo y está diseñado para que los niños puedan manipularlo y trabajar con el material. Subrayaron que el propósito es fomentar el desarrollo de la creatividad y la imaginación y a la vez enseñarles a los menores valores humanos como la empatía y el respeto.
“Buscamos inculcar en los niños que cada persona es diferente y que es importante el respeto a la gente que nos rodea, aceptarla como es”, indicaron, tras señalar que el proyecto se aplicó en niños del Centro de Desarrollo Infantil de la UAT con una respuesta exitosa.
Al respecto, la Mtra. Brianda Saraí Rodríguez Zamarripa, coordinadora de la Licenciatura en Atención al Desarrollo y Bienestar Infantil, dijo que el proyecto nace de la materia Cultura y Vida Familiar y tiene entre otros objetivos resaltar la empatía como uno de los valores más importantes en la convivencia diaria.
Mencionó que este y otros trabajos forman parte de un programa que busca vincular proyectos a las comunidades, “en este caso están dirigidos a los centros de desarrollo infantil o preescolar”.
“Tomamos en cuenta los objetivos estratégicos de la política nacional de educación inicial, que nos requiere profesionales capacitados para la intervención del niño, no solo en la cuestión pedagógica, sino también en la cuestión de estrategias didácticas, así como vincular a la familia en este proceso”, apuntó.
Dijo que otros trabajos que también han sido realizados con estos propósitos y se han presentado en exposiciones recientemente son “Teatro guiñol y valores”, “Aprendo a ser responsable” y “Ruleta de valores”.

Experimenta UAT bioinsecticida para combatir el dragón amarillo

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-Expertos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) experimentan la elaboración de un insecticida a base de cítricos que pueda servir para combatir al vector de la enfermedad conocida como huanglongbing (HLB o dragón amarillo) que afecta diversas especies de plantas del género citrus, entre los que están el limón, la naranja y la mandarina.
Al respecto, el investigador de la UAT, doctor Fabián Eliseo Olazarán Santibáñez, refirió que los trabajos exploratorios forman parte de la tesis doctoral “Insecticida del D-limoneno obtenido de los frutos de citrus auratium contra el diaphorina citri”. 
El proyecto, autoría del maestro Arcadio Guadalupe Perales Hernández, estudiante de doctorado en la UAT, contempla la creación y uso de un insecticida, utilizando la sustancia natural que se extrae del aceite de las cáscaras de la naranja dulce y la naranja agria, con el propósito de controlar el insecto diaphorina citri, vector del dragón amarillo o huanglongbing. 
El trabajo pretende también el manejo de las bacterias que causan esa enfermedad en los cítricos y provocan importantes pérdidas económicas debido al deterioro de las plantas. 
La idea está basada en el producto comercial denominado D-limoneno, una sustancia activa insecticida natural, de origen vegetal, que se usa en la medicina veterinaria contra plagas agrícolas y domésticas. 
Sin embargo, los investigadores de la UAT buscan sustituir los activos plaguicidas sintéticos por ingredientes naturales y usar el resultado en el combate al insecto que origina la enfermedad de los cítricos. 
Olazarán Santibáñez explicó que el diaphorina citri es una especie de psílido asiático que se encuentra ampliamente distribuido a nivel mundial. “Es un insecto que ataca las hojas de las plantas de cítricos, absorbiéndoles grandes cantidades de savia”, precisó. 
“También sirve como vector del dragón amarillo, que es catastrófico y se desarrolla por el agente causal candidatus liberibacter; genera clorosis en las hojas, reduciendo significativamente su crecimiento; y produce la muerte del árbol infectado”, añadió.
Sostuvo que el diaphorina citri apareció en México en 2009 y se propaga desde entonces en los árboles de cítricos. Y en 2014, el Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Tamaulipas (CESAVETAM) estableció un programa de monitoreo con el fin de controlar la dispersión del insecto plaga y de la enfermedad bacteriana. 
Indicó que el D-limoneno es probablemente la mejor defensa para los árboles; su efecto ha sido probado en algunas especies de mosquitos, resultando con potente efecto insecticida. Puede aplicarse diluido en agua o concentrado sobre diferentes tipos de plantas y se espera que actúe eficazmente contra insectos adultos y ninfas.
“Además, tiene una cualidad sobre la mayoría de las sustancias usadas como insecticidas que son muy tóxicas tanto para la salud como para el medioambiente, es biodegradable, no tóxico y su obtención es de bajo impacto ambiental, por lo que no influye en incrementar los problemas ambientales y ecológicos”, acotó. 
Finalmente, detalló que en la investigación también participan la doctora Griselda Gaona García y el doctor Francisco Reyes Zepeda, y que los trabajos exploratorios se realizaron en la zona citrícola de los municipios de Güémez, Hidalgo y Padilla.